Raúl Carrillo-Esper, División de Áreas Críticas, Instituto Nacional de Rehabilitación Luis Guillermo Ibarra Ibarra, Ciudad de México, México Karen I. González-Martínez, Curso de Alta Especialidad de Manejo Integral del Paciente Quemado Grave. Instituto Nacional de Rehabilitación Luis Guillermo Ibarra Ibarra, Ciudad de México, México Roberto E. Islas-Ávila, Curso de Alta Especialidad de Manejo Integral del Paciente Quemado Grave. Instituto Nacional de Rehabilitación Luis Guillermo Ibarra Ibarra, Ciudad de México, México Sarahi A. Jacinto-Flores, Curso de Alta Especialidad de Manejo Integral del Paciente Quemado Grave. Instituto Nacional de Rehabilitación Luis Guillermo Ibarra Ibarra, Ciudad de México, México


La COVID-19 es un problema de salud pública, por lo que cualquier paciente quemado que se maneje como externo o que requiera manejo hospitalario es un potencial portador del SARS-CoV-2. El paciente quemado es susceptible a la COVID-19 debido a la quemadura y a su efecto inmunodepresor, a los procedimientos a los que es sometido y a otros factores inherentes a la quemadura, lo que le hace un paciente con alto riesgo de contraer la enfermedad y trasmitirla, especialmente al equipo de salud que está involucrado en su manejo. Por lo anterior, es importante organizar estrategias en los servicios que atienden pacientes con quemaduras durante la pandemia de COVID-19. El objetivo de este trabajo es presentar una propuesta para la respuesta, el manejo organizativo y la planeación estratégica en un servicio de quemados en tiempos de COVID-19, basándonos en las lecciones aprendidas y la experiencia adquirida.



Keywords: COVID-19. Quemaduras. SARS-CoV-2.