Ibzan J. Salvador-Ibarra, Departamento de Terapia Intensiva, Hospital Ángeles Mocel, Ciudad de México, México Alejandro Pizaña-Davila, Departamento de Terapia Intensiva, Hospital Ángeles Mocel, Ciudad de México, México


Las lesiones espontáneas pueden afectar solo una parte de la pared esofágica (síndrome de Mallory-Weiss) o constituir una rotura de espesor total del órgano, dando lugar al síndrome de Boerhaave. Afecta con mayor frecuencia a los varones entre 50 y 70 años de edad. Clínicamente conforma la tríada de Mackler: vómito, dolor torácico intenso y enfisema subcutáneo cervical. El retraso en el diagnóstico explica su alta tasa de mortalidad, de hasta el 40-60% en los pacientes tratados a las 48 horas. El pronóstico mejora si se logra instaurar el tratamiento dentro de las primeras 24 horas.



Keywords: Pared esofágica. Síndrome de Boerhaave. Tríada de Mackler. Vómito. Esofagografía.